INDICACIONES

Sobre la DVT/PE

¿Qué son la trombosis venosa profunda (DVT) y la embolia pulmonar (PE)?

La DVT y la PE son afecciones graves.

La DVT es un coágulo en una vena profunda (usualmente en la parte inferior de las piernas, el muslo o la pelvis) que bloquea el flujo de sangre en las venas. A veces, un coágulo de DVT puede desprenderse y viajar a los pulmones. Esto se conoce como una embolia pulmonar (PE). Una PE puede bloquear el flujo de sangre a los pulmones y hasta causar una muerte súbita. La DVT y la PE pueden ocurrir más de una vez.

La DVT y la PE – ¿cómo se relacionan?

En ocasiones, el coágulo que causa la DVT no se queda en un mismo lugar. Puede desprenderse y viajar a través del torrente sanguíneo hacia los pulmones, lo que causa una PE.

Vea esta animación para entender mejor los pasos que pueden llevar a un derrame cerebral:

CÓMO UN COÁGULO EN LAS PIERNAS (DVT) PUEDE CONVERTIRSE EN UN COÁGULO EN LOS PULMONES (PE)

VÉASE TAMBIÉN:
Recurrencia de la DVT/PE


REGRESAR AL COMIENZO


¿Cuáles son algunos riesgos de la DVT y la PE?

Embolia pulmonar (PE): El riesgo más grave de una DVT es una PE. Un coágulo de la PE puede bloquear el flujo de sangre en los pulmones y hasta causar una muerte súbita.

Recurrencia de la DVT o la PE: Puede haber más de un episodio. Alrededor del 33 % de las personas con DVT o con PE tiene una recurrencia en algún momento en el plazo de 10 años después de su primer episodio.

Como puede ver, la DVT y la PE presentan muchos riesgos graves. Por eso es importante que informe al médico de inmediato si nota algún síntoma de DVT/PE.


VÉASE TAMBIÉN:
Conozca Más sobre el Riesgo de Recurrencia


REGRESAR AL COMIENZO


Algunos síntomas de la DVT/PE

Los síntomas de la DVT pueden incluir:

Hinchazón en la pierna o alrededor de una vena de la pierna
Dolor o sensibilidad, en particular, al ponerse de pie o al caminar
Enrojecimiento del área afectada

Los síntomas de la PE pueden incluir:

Dificultad para respirar
Latido cardiaco acelerado o irregular
Dolor de pecho
Toser sangre
Tensión arterial muy baja, sensación de mareo o desfallecimiento

Si usted tiene cualquiera de estos síntomas de DVT y/o PE, procure asistencia médica de inmediato

Tenga presente que, en ocasiones, las personas pueden tener una DVT y/o PE sin presentar síntoma alguno.

REGRESAR AL COMIENZO


Cómo se diagnostican la DVT y la PE

Si usted tiene síntomas de DVT o de PE, es importante que acuda al médico o al hospital de inmediato. No espere a ver si los síntomas desaparecen, pues esto puede llevar a complicaciones graves.

Tenga presente que, en ocasiones, puede ocurrir una DVT y/o una PE sin que la persona presente síntoma alguno.


VÉASE TAMBIÉN:
¿Qué pruebas se usan para detectar la DVT/PE?


Es posible que el médico le haga múltiples pruebas para averiguar si tiene una DVT o una PE. Si le diagnostican cualquiera de estas, puede que el médico decida administrarle tratamiento. A veces, es posible que los médicos no lleguen al diagnóstico de DVT o PE hasta después de haber comenzado un tratamiento.

REGRESAR AL COMIENZO


Tratamiento de la DVT/PE

¿Qué esperan lograr los médicos cuando tratan la DVT o la PE con un anticoagulante (diluyente de la sangre)?

Por lo general, los objetivos principales son:

  • Tratar los coágulos sanguíneos de la DVT y la PE
  • Reducir el riesgo de que vuelvan a formarse coágulos sanguíneos

En el caso de la DVT, hay un objetivo adicional de reducir el riesgo de que el coágulo se desprenda y viaje a los pulmones.

Tratamiento con anticoagulantes

Los anticoagulantes son el tratamiento más común contra la DVT y la PE. Tratan la DVT y la PE, pues reducen la capacidad de coagulación de la sangre y ayudan a evitar que un coágulo crezca mientras el cuerpo lo disuelve y reduce el riesgo de que se formen otros coágulos.

El medicamento con receta ELIQUIS es uno de estos anticoagulantes. ELIQUIS es usado para tratar la DVT/PE, y para reducir el riesgo de que vuelvan a ocurrir.

Continuación del tratamiento

Es muy importante que continúe el tratamiento recetado por el médico, lo que implica hacer unas cuantas cosas:

  • Concertar una cita de seguimiento, de inmediato, con su médico de cabecera o con el médico al que le refiera el hospital.
  • Usar todos los medicamentos como se los recetó el médico y asegurarse de buscar la repetición de su receta antes de que se le termine el medicamento.
  • Asegurarse de visitar al médico para que le haga exámenes y pruebas regulares, y seguir las recomendaciones de este.
  • Seguir los consejos del médico. Es posible que el médico le indique que se mantenga activo. Las actividades livianas y el movimiento pueden ayudar a disminuir la probabilidad de que se vuelva a formar un coágulo sanguíneo. Consulte con el médico antes de comenzar a hacer una actividad nueva.

REGRESAR AL COMIENZO

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD

Para personas que toman ELIQUIS® (apixaban) contra fibrilación auricular: No suspenda el tratamiento con ELIQUIS sin consultar con el médico que se lo recetó. Suspender el tratamiento con ELIQUIS aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Puede que sea necesario suspender ELIQUIS, en caso de ser posible, antes de una cirugía o de un procedimiento médico o dental. Su médico le informará sobre cuándo debe dejar de tomar ELIQUIS y cuándo puede comenzar a tomarlo nuevamente. Si necesita dejar de tomar ELIQUIS, su médico puede recetarle otro medicamento para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

ELIQUIS puede causar sangrado, el cual pudiera ser grave y en raras ocasiones, mortal. Esto es debido a que ELIQUIS es un medicamento anticoagulante que reduce la coagulación sanguínea.

Puede tener un mayor riesgo de padecer sangrado si toma ELIQUIS y toma otros medicamentos que aumentan el riesgo de sangrado, como aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés), warfarina (COUMADIN®), heparina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina norepinefrina (SSRI y SNRI, por sus siglas en inglés, respectivamente), y otros medicamentos para ayudar a prevenir o tratar coágulos sanguíneos. Informe al médico sobre todos los medicamentos que usa, incluidos cualquier medicamento sin receta, vitaminas y suplementos a base de hierbas.

Mientras toma ELIQUIS, puede presentar hematomas con más facilidad y puede tomar más tiempo de lo normal detener un sangrado.

Llame a su médico u obtenga ayuda médica inmediata si presenta cualquiera de estos signos o síntomas de sangrado mientras toma ELIQUIS:

  • sangrado inesperado o sangrado que dura mucho tiempo, como sangrado inusual en las encías, sangrado nasal que se presenta frecuentemente o sangrado menstrual o vaginal más abundante de lo normal
  • sangrado grave o que no pueda controlar
  • orina de color rojo, rosa o café; heces color rojo o negra (que parecen brea)
  • vomitar sangre o su vómito se ve como si tuviera café molido
  • dolor inesperado, inflamación o dolor articular
  • dolores de cabeza o sensación de mareo o debilidad

ELIQUIS (apixaban) no es para pacientes que tienen válvulas cardiacas artificiales.

Coágulos sanguíneos (hematoma) espinales o epidurales. Las personas que utilizan ELIQUIS, y se les administra medicamento inyectado en la región espinal y epidural o se les hace una punción espinal, tienen un mayor riesgo de formar un coágulo sanguíneo que pudiera ocasionar pérdida de movimiento (parálisis) a largo plazo o permanente. Su riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos espinales o epidurales es mayor si:

  • se le coloca un pequeño tubo llamado catéter epidural en la espalda para administrarle ciertos medicamentos
  • usted utiliza algún NSAID o medicamentos para prevenir la formación de coágulos sanguíneos
  • tiene antecedentes de punciones epidurales o espinales difíciles o repetidas
  • tiene antecedentes de problemas espinales o se le ha realizado una cirugía en la espina dorsal

Si está en tratamiento con ELIQUIS y se le somete a anestesia espinal o punción espinal, su médico deberá monitorearlo de cerca para detectar síntomas de coágulos espinales o epidurales o de sangrado. Informe a su médico de inmediato si tiene sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad muscular, especialmente en sus piernas o pies.

No tome ELIQUIS si usted, actualmente, padece ciertos tipos de sangrado anormal o ha presentado una reacción alérgica grave a ELIQUIS.

Antes de iniciar su tratamiento con ELIQUIS, informe a su médico si usted tiene problemas renales o hepáticos, padece cualquier otra condición médica o alguna vez ha tenido problemas de sangrado. Informe a su médico si está embarazada o amamantando o si planifica quedar embarazada o planea amamantar. Usted y su médico deberán decidir si tomará ELIQUIS o si amamantará. No deberá hacer ambos.

Tome ELIQUIS exactamente como se lo recetó el médico. Tome ELIQUIS dos veces al día todos los días con o sin alimentos y no cambie la dosis ni suspenda su uso a menos que el médico se lo indique. Si olvida una dosis de ELIQUIS, tómela tan pronto se acuerde y no tome más de una dosis a la vez. Si está tomando ELIQUIS contra la fibrilación auricular, suspenderlo puede aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral. No deje que se le termine el medicamento. Compre su receta de ELIQUIS antes de que se le acabe. Cuando salga del hospital después de un remplazo de cadera o rodilla, asegúrese de que tendrá ELIQUIS disponible para evitar perder alguna dosis.

Los posibles efectos secundarios graves incluyen sangrado o reacción a ELIQUIS. Una reacción a ELIQUIS puede causar urticaria, erupción, picor y, posiblemente, problemas para respirar. Si sufre esta reacción, por lo general, sucederá justo después de tomar una dosis de ELIQUIS. Obtenga ayuda médica de inmediato si presenta dolor o tensión en el pecho, tiene inflamación del rostro o lengua, dificultad para respirar, sibilancias o sensación de mareo o desmayo.

INDICACIONES

ELIQUIS (apixaban) es un medicamento disponible con receta usado para reducir el riesgo de derrame cerebral y coágulos sanguíneos en personas con fibrilación auricular, un tipo de latido cardiaco irregular no causado por un problema en una válvula cardiaca.

ELIQUIS es un medicamento disponible con receta usado para tratar los coágulos sanguíneos en las venas de las piernas (trombosis venosa profunda) o en los pulmones (embolia pulmonar), y reducir el riesgo de que ocurran otra vez.

ELIQUIS es un medicamento disponible con receta usado para reducir el riesgo de formación de un coágulo sanguíneo en las piernas y en los pulmones de las personas que recién se han sometido a una cirugía de remplazo de cadera o rodilla.

Véase la Información sobre Prescripción completa para los EE.UU., incluidas la Casilla de ADVERTENCIAS y la Guía del Medicamento.

LOVENOX® es una marca registrada de Aventis Pharma S.A.

Esta organización independiente, sin fines de lucro, provee asistencia a pacientes con dificultades económicas que reúnen los requisitos y que, generalmente, no tienen seguro para medicamentos recetados. Llame al 1-800-736-0003 o visite www.bmspaf.org para más información.

La información de productos presentada en este portal está dirigida solamente a residentes de los Estados Unidos. Los productos mencionados aquí pueden tener una rotulación diferente en diferentes países.

La información de salud contenida aquí se provee sólo con propósitos educativos y no pretende remplazar la conversación con un profesional de la salud. Todas las decisiones relacionadas con el cuidado del paciente deberán tomarse en consulta con un profesional de la salud, tomando en consideración las características particulares del paciente.

Lo exhortamos a informar los efectos secundarios negativos de medicamentos recetados a la FDA. Visite www.fda.gov/medwatch o llame al 1-800-FDA-1088.

+

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD SELECCIONADA E INDICACIONES

Para personas que toman ELIQUIS® (apixaban) contra la fibrilación auricular: No suspenda ELIQUIS sin hablar con el médico que se lo recetó. Suspender ELIQUIS aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Es posible que haya que suspender ELIQUIS antes de una cirugía o de un procedimiento médico o dental. El médico le dirá cuándo debe suspender ELIQUIS y cuándo debe comenzar a tomarlo de nuevo. Si tiene que suspenderlo, el médico le puede recetar otro medicamento para ayudarle a evitar que se forme un coágulo.

ELIQUIS puede causar sangrado, que puede ser grave y en raras ocasiones, llevar a la muerte porque ELIQUIS es un medicamento anticoagulante que reduce la formación de coágulos.

Usted puede correr un riesgo mayor de sangrado si toma ELIQUIS y usa otros medicamentos que aumentan su riesgo de sangrado, como aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), warfarina (COUMADIN®), heparina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina-norepinefrina (SSRI y SNRI, por sus siglas en inglés, respectivamente) y otros medicamentos para ayudar a evitar o a tratar los coágulos sanguíneos. Informe al médico sobre todos los medicamentos que usa, incluidos cualquier medicamento sin receta, vitaminas y suplementos a base de hierbas.