INDICACIONES

Preguntas frecuentes

¿Tiene preguntas sobre la AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca?

A medida que usted aprende sobre la AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, es normal que surjan preguntas. A continuación, algunas respuestas que podrían parecerle útiles.

+ Expandir todo

La fibrilación auricular (AFib, por sus siglas en inglés) no causada por un problema en una válvula cardiaca también se conoce como AFib no valvular (NVAF, por sus siglas en inglés). La AFib es el tipo más común de latido cardiaco irregular. La mayoría de los casos de AFib son causados por la AFib no valvular. Con esta, las cavidades superiores deI corazón, llamadas aurículas, se estremecen (fibrilan) en lugar de contraerse por completo para impulsar sangre hacia el corazón. La sangre que se queda en las aurículas puede empozarse y amontonarse, lo que aumenta el riesgo de formación de coágulos. Si un coágulo se desprende, viaja al cerebro y obstruye o bloquea el flujo sanguíneo, puede causar un derrame cerebral.

El riesgo de derrame cerebral es 5 veces mayor en personas con AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, la cual causa el 15% de los derrames cerebrales. Vea un vídeo corto para entender cómo la AFib puede llevar a un derrame cerebral. Si usted padece de AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, hable con el médico sobre las opciones de tratamiento que pueden ayudar a reducir el riesgo de derrame cerebral.


VÉASE TAMBIÉN:
El Dr. Why nos explica cómo la AFib puede llevar a un derrame cerebral. [Video 3:04]


Los síntomas pueden ser diferentes según la persona. Algunas personas no presentan ningún síntoma, por lo que la AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, a menudo, se descubre durante un examen médico de rutina o una hospitalización. Algunos de los síntomas comunes que las personas experiementan incluyen palpitaciones, mareo, falta de aliento, dolor en el pecho o fatiga. Independientemente de si usted presenta síntomas o no, igual corre un riesgo mayor de sufrir un derrame cerebral debido a la AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca.

Un anticoagulante es un tipo de diluyente de la sangre que puede recetarse para reducir el riesgo de derrame cerebral en pacientes con AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca. Los anticoagulantes aumentan el riesgo de sangrado, que puede ser grave.


VÉASE TAMBIÉN:
El Dr. Why nos habla sobre la importancia de los anticoagulantes. [Video 3:06]


En 2014, cerca de 6.4 millones de personas en los EE. UU. tenían el tipo de AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca.


VÉASE TAMBIÉN:
El Dr. Why nos explica quién corre riesgo de padecer de AFib. [Video 2:31]


En la mayoría de los casos, la AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca es un problema crónico, lo que significa que no desaparecerá. Sin embargo, si usted padece de AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, hay medicamentos, como los anticoagulantes, que pueden ayudar a reducir el riesgo de derrame cerebral. Llevar una dieta saludable y ejercitarse también son buenos hábitos que practicar en el caso de cualquier enfermedad. Hable con el médico sobre la dieta y el ejercicio, o sobre cualquier otra actividad que deba modificar, y pregúntele si el uso de un anticoagulante es adecuado para usted.

Obtenga consejos de la Asociación Americana del Corazón de cómo seguir una dieta sana para el corazón.

Si alguien que usted conoce padece de AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca, es importante que esa persona hable con el médico sobre el uso de un medicamento para ayudarle a reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral. No obstante, debido a que la AFib usualmente es un problema crónico, es posible que también necesite consejos, motivación y apoyo. A continuación, algunas maneras en las que usted puede ayudar:

Comience por conocer más sobre la AFib. Conocer más sobre este problema, le ayudará no sólo a entender mejor la situación del paciente, sino también a ofrecerle apoyo de manera informada.

Ayude con las visitas médicas— El seguimiento médico regular es una de las cosas más importantes que puede hacer una persona con AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca. Si la persona a la que asiste desea hablar con el médico sobre ELIQUIS, usted puede descargar la la cual incluye algunas preguntas que posiblemente quiera hacerle al médico.

Siga las recomendaciones del médico—Si alguien que usted conoce toma ELIQUIS, es de extrema importancia que lo tome como se lo recetó el médico. No debe cambiar su dosis ni suspender ELIQUIS a menos que el médico lo indique. Suspender ELIQUIS aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Ayude a conseguir asistencia con la cobertura—Por lo general, obtener respuesta a las preguntas sobre la cobertura del seguro implica unas cuantas llamadas y mucho papeleo. Usted puede ayudar con ambas cosas. Comience llamando al 1-855-ELIQUIS (354-7847) para hablar con un agente en vivo, quien puede contactar a la compañía aseguradora para corroborar los beneficios, determinar si cubre el ELIQUIS y asistir con las preautorizaciones y las solicitudes de excepción al formulario.

Dé el ejemplo—Lo más probable es que una persona con AFib no causada por un problema en una válvula cardiaca estará mucho más dispuesta a cuidarse (alimentándose bien, manteniendo un horario regular, meditando, saliendo a caminar, etc.) si tiene cerca a otra persona que lleve un estilo de vida saludable.

REGRESAR AL COMIENZO

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD

Para personas que toman ELIQUIS® (apixaban) contra fibrilación auricular: No suspenda el tratamiento con ELIQUIS sin consultar con el médico que se lo recetó. Suspender el tratamiento con ELIQUIS aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Puede que sea necesario suspender ELIQUIS, en caso de ser posible, antes de una cirugía o de un procedimiento médico o dental. Su médico le informará sobre cuándo debe dejar de tomar ELIQUIS y cuándo puede comenzar a tomarlo nuevamente. Si necesita dejar de tomar ELIQUIS, su médico puede recetarle otro medicamento para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

ELIQUIS puede causar sangrado, el cual pudiera ser grave y en raras ocasiones, mortal. Esto es debido a que ELIQUIS es un medicamento anticoagulante que reduce la coagulación sanguínea.

Puede tener un mayor riesgo de padecer sangrado si toma ELIQUIS y toma otros medicamentos que aumentan el riesgo de sangrado, como aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDs, por sus siglas en inglés), warfarina (COUMADIN®), heparina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina norepinefrina (SSRI y SNRI, por sus siglas en inglés, respectivamente), y otros medicamentos para ayudar a prevenir o tratar coágulos sanguíneos. Informe al médico sobre todos los medicamentos que usa, incluidos cualquier medicamento sin receta, vitaminas y suplementos a base de hierbas.

Mientras toma ELIQUIS, puede presentar hematomas con más facilidad y puede tomar más tiempo de lo normal detener un sangrado.

Llame a su médico u obtenga ayuda médica inmediata si presenta cualquiera de estos signos o síntomas de sangrado mientras toma ELIQUIS:

  • sangrado inesperado o sangrado que dura mucho tiempo, como sangrado inusual en las encías, sangrado nasal que se presenta frecuentemente o sangrado menstrual o vaginal más abundante de lo normal
  • sangrado grave o que no pueda controlar
  • orina de color rojo, rosa o café; heces color rojo o negra (que parecen brea)
  • vomitar sangre o su vómito se ve como si tuviera café molido
  • dolor inesperado, inflamación o dolor articular
  • dolores de cabeza o sensación de mareo o debilidad

ELIQUIS (apixaban) no es para pacientes que tienen válvulas cardiacas artificiales.

Coágulos sanguíneos (hematoma) espinales o epidurales. Las personas que utilizan ELIQUIS, y se les administra medicamento inyectado en la región espinal y epidural o se les hace una punción espinal, tienen un mayor riesgo de formar un coágulo sanguíneo que pudiera ocasionar pérdida de movimiento (parálisis) a largo plazo o permanente. Su riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos espinales o epidurales es mayor si:

  • se le coloca un pequeño tubo llamado catéter epidural en la espalda para administrarle ciertos medicamentos
  • usted utiliza algún NSAID o medicamentos para prevenir la formación de coágulos sanguíneos
  • tiene antecedentes de punciones epidurales o espinales difíciles o repetidas
  • tiene antecedentes de problemas espinales o se le ha realizado una cirugía en la espina dorsal

Si está en tratamiento con ELIQUIS y se le somete a anestesia espinal o punción espinal, su médico deberá monitorearlo de cerca para detectar síntomas de coágulos espinales o epidurales o de sangrado. Informe a su médico de inmediato si tiene sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad muscular, especialmente en sus piernas o pies.

No tome ELIQUIS si usted, actualmente, padece ciertos tipos de sangrado anormal o ha presentado una reacción alérgica grave a ELIQUIS.

Antes de iniciar su tratamiento con ELIQUIS, informe a su médico si usted tiene problemas renales o hepáticos, padece cualquier otra condición médica o alguna vez ha tenido problemas de sangrado. Informe a su médico si está embarazada o amamantando o si planifica quedar embarazada o planea amamantar. Usted y su médico deberán decidir si tomará ELIQUIS o si amamantará. No deberá hacer ambos.

Tome ELIQUIS exactamente como se lo recetó el médico. Tome ELIQUIS dos veces al día todos los días con o sin alimentos y no cambie la dosis ni suspenda su uso a menos que el médico se lo indique. Si olvida una dosis de ELIQUIS, tómela tan pronto se acuerde y no tome más de una dosis a la vez. Si está tomando ELIQUIS contra la fibrilación auricular, suspenderlo puede aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral. No deje que se le termine el medicamento. Compre su receta de ELIQUIS antes de que se le acabe. Cuando salga del hospital después de un remplazo de cadera o rodilla, asegúrese de que tendrá ELIQUIS disponible para evitar perder alguna dosis.

Los posibles efectos secundarios graves incluyen sangrado o reacción a ELIQUIS. Una reacción a ELIQUIS puede causar urticaria, erupción, picor y, posiblemente, problemas para respirar. Si sufre esta reacción, por lo general, sucederá justo después de tomar una dosis de ELIQUIS. Obtenga ayuda médica de inmediato si presenta dolor o tensión en el pecho, tiene inflamación del rostro o lengua, dificultad para respirar, sibilancias o sensación de mareo o desmayo.

INDICACIONES

ELIQUIS (apixaban) es un medicamento disponible con receta usado para reducir el riesgo de derrame cerebral y coágulos sanguíneos en personas con fibrilación auricular, un tipo de latido cardiaco irregular no causado por un problema en una válvula cardiaca.

ELIQUIS es un medicamento disponible con receta usado para tratar los coágulos sanguíneos en las venas de las piernas (trombosis venosa profunda) o en los pulmones (embolia pulmonar), y reducir el riesgo de que ocurran otra vez.

ELIQUIS es un medicamento disponible con receta usado para reducir el riesgo de formación de un coágulo sanguíneo en las piernas y en los pulmones de las personas que recién se han sometido a una cirugía de remplazo de cadera o rodilla.

Véase la Información sobre Prescripción completa para los EE.UU., incluidas la Casilla de ADVERTENCIAS y la Guía del Medicamento.

LOVENOX® es una marca registrada de Aventis Pharma S.A.

Esta organización independiente, sin fines de lucro, provee asistencia a pacientes con dificultades económicas que reúnen los requisitos y que, generalmente, no tienen seguro para medicamentos recetados. Llame al 1-800-736-0003 o visite www.bmspaf.org para más información.

La información de productos presentada en este portal está dirigida solamente a residentes de los Estados Unidos. Los productos mencionados aquí pueden tener una rotulación diferente en diferentes países.

La información de salud contenida aquí se provee sólo con propósitos educativos y no pretende remplazar la conversación con un profesional de la salud. Todas las decisiones relacionadas con el cuidado del paciente deberán tomarse en consulta con un profesional de la salud, tomando en consideración las características particulares del paciente.

Lo exhortamos a informar los efectos secundarios negativos de medicamentos recetados a la FDA. Visite www.fda.gov/medwatch o llame al 1-800-FDA-1088.

+

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD SELECCIONADA E INDICACIONES

Para personas que toman ELIQUIS® (apixaban) contra la fibrilación auricular: No suspenda ELIQUIS sin hablar con el médico que se lo recetó. Suspender ELIQUIS aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Es posible que haya que suspender ELIQUIS antes de una cirugía o de un procedimiento médico o dental. El médico le dirá cuándo debe suspender ELIQUIS y cuándo debe comenzar a tomarlo de nuevo. Si tiene que suspenderlo, el médico le puede recetar otro medicamento para ayudarle a evitar que se forme un coágulo.

ELIQUIS puede causar sangrado, que puede ser grave y en raras ocasiones, llevar a la muerte porque ELIQUIS es un medicamento anticoagulante que reduce la formación de coágulos.

Usted puede correr un riesgo mayor de sangrado si toma ELIQUIS y usa otros medicamentos que aumentan su riesgo de sangrado, como aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), warfarina (COUMADIN®), heparina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina-norepinefrina (SSRI y SNRI, por sus siglas en inglés, respectivamente) y otros medicamentos para ayudar a evitar o a tratar los coágulos sanguíneos. Informe al médico sobre todos los medicamentos que usa, incluidos cualquier medicamento sin receta, vitaminas y suplementos a base de hierbas.